Funciones de los aceites en motores de gas

IMG_PropiedadesAceiteTurbinas

Los lubricantes para los motores de gas modernos deben tener un diseño que ofrezca el máximo rendimiento desde tres enfoques diferentes: vida útil del aceite, protección del motor y eficiencia.

Diseñar el lubricante adecuado significa conseguir el equilibrio óptimo entre los aditivos y el aceite de base, teniendo en cuenta los requerimientos particulares de los fabricantes de motores.

La perfecta adaptación de todas y cada una de las características y propiedades del lubricante son factores determinantes a la hora de mantener la integridad mecánica y poder obtener la máxima rentabilidad de los motores.

Características y propiedades que deben cumplir los lubricantes de motor de gas:

Propiedad deseada Característica deseada del producto Componente determinante del aceite lubricante
Lubricación y sellado
  • – Viscosidad adecuada
  • – Pocas perdidas por evaporación
  • – Mayor estabilidad térmica
  • – Resistencia a la oxidación/nitración
  • – Selección del aceite base, preferentemente de tipo sintético (API Grupo II / Grupo III / Grupo V)
Larga duración de los componentes del motor
  • – Protección contra desgastes en puntos con elevadas cargas, por ej. lubricar y proteger asientos de válvulas
  • – Neutralización de productos ácidos de combustión
  • – Neutralización de los productos de envejecimiento del aceite
  • – Compatibilidad con juntas y materiales
  • – Aditivo antidesgaste y aditivos alcalinos: Equilibrio cualitativo y cuantitativo de su composición (% cenizas)
  • – Aditivos antioxidantes
Limpieza del motor
  • – Prevención de lodos de aceite, buen balance de detergencia y dispersancia = Rendimiento filtros
  • – Aditivos alcalinos optimizados: Menos cenizas
Duración del aceite
  • – Resistencia a la oxidación y nitración
  • – Gran resistencia a la formación de lacas
  • – Aditivos y Aceite de base
Compatibilidad con catalizadores
  • – Selección adecuada de componentes
  • – Perfecto equilibrio de los aditivos y baja volatilidad

Las funciones principales que debe desempeñar el aceite utilizado en un motor de gas son las siguientes:

Control de la oxidación y de la nitración

Las altas temperaturas experimentadas por los motores de gas promueven la formación de óxidos de nitrógeno. Estos al reaccionar con el aceite dan lugar a:

  • Aumento de la viscosidad causada por la polimerización del aceite
  • Desgaste corrosivo ocasionado por productos ácidos, principalmente ácido nítrico
  • Formación de lacas y depósitos en el motor, principalmente en camisas y pistones
  • Bloqueo del filtro debido a la presencia de lodos y materia insoluble (compuestos de oxidación)

Los aceites, por tanto, necesitan una base con un alto nivel de estabilidad a la oxidación, combinado con productos químicos (aditivos) que optimicen su resistencia a la oxidación/nitración.

Reducción de la fricción y el desgaste

Los motores de gas utilizados en las aplicaciones industriales a menudo funcionan con niveles de carga y velocidad constantes, lo que garantiza una completa lubricación hidrodinámica durante casi todo su tiempo de operación. Por ello, el nivel de prestaciones en lo referente al desgaste, no es tan alto como cuando existen continúas paradas y puestas en marcha o donde se produce una variación de carga.

El retroceso de las válvulas constituye generalmente un problema en los motores de gas, por lo que el aceite debe proporcionar un nivel adecuado de protección a las válvulas. Los biogases, y particularmente los de vertedero, pueden contener cantidades importantes de elementos agresivos que ocasionen desgaste corrosivo y abrasivo.

Prevención de la corrosión y del óxido

Los aceites de motor de gas deben impedir la corrosión y la formación de óxido, especialmente cuando el motor funciona con gas de vertedero, gas obtenido de aguas fecales u otros gases más corrosivos.

Estos gases pueden contener altos niveles de hidrocarburos halogenados, ácidos orgánicos y compuestos de azufre que pueden formar ácidos fuertes y provocar corrosión. Es importante, no solo utilizar aceites con un TBN mayor, sino aceites con la composición química correcta para neutralizar los diferentes tipos de especies ácidas.

Limpieza del motor

El aceite de los motores de gas debería contener unos niveles de dispersantes adecuados para mantener la suciedad y los productos de la oxidación en suspensión, así como impedir la adherencia de los aros, la formación de fangos y de depósitos en el motor, especialmente cuando se utilicen gases “húmedos” o “agrios”.

Elabora tu programa de ensayos

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Posts relacionados

Si continua navegando por este sitio web, acepta el uso de nuestras cookies. más información

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerte nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres obtener más información consulta nuestra política de cookies.

Cerrar